Moción lucha contra pobreza energética y protección ciudadanos

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ARGANDA SÍ SE PUEDE, SOBRE LA LUCHA CONTRA LA POBREZA ENERGÉTICA Y LA PROTECCIÓN DE LOS CIUDADAN@S EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD POR PARTE DEL AYUNTAMIENTO DE ARGANDA DEL REY.

Dª. MARIA JESUS HERNANDEZ ROMERO,Concejala del Grupo ARGANDA SI PUEDE del Ayuntamiento de ARGANDA DEL REY, presenta ante este Pleno Corporativo la siguiente moción:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

13.657.232 personas estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión social en el 2014.El 29,2% de la población española. Récord de pobreza, desigualdad y privación material

790.801 nuevas personas en sólo un año. 2166 cada día.

La privación material severa sigue desbocada. En 2000 afectaba al 3,5% de la población. En 2014 ya estaba en el 7,1%. 3.320.675 personas en situación de carencia extrema. El dato de las personas que no pueden permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (es decir en pobreza energética) ya está en el 11,1%, casi un 40% más que el año anterior.

Con esta moción que presentamos al Pleno del Ayuntamiento queremos transmitir a los grupos políticos de la Corporación Municipal, y a la ciudadanía en general, la urgente necesidad que existe en estos momentos de abordar el tema de la “pobreza energética”.

La pobreza energética se puede definir como “aquella situación que sufre un hogar incapaz de pagar una cantidad de servicios de la energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas y/o se ve obligado a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar la factura energética de su vivienda”.

image                        

Los datos no sorprenden a nadie y advierten de las terribles condiciones en las que viven muchas personas de nuestro país.

Las cifras no son simples números, detrás de ellas hay muchas personas y familias que luchan día a día para poder alcanzar la mera subsistencia: comer o dar de comer a los suyos, pagar su vivienda, o hacer frente a los recibos de gas, luz y de agua.

En nuestro municipio también hay familias vulnerablesque están padeciendo los males de la pobreza energética.

Según diferentes estudios, la pobreza energética está relacionada con una mayor prevalencia de ciertas enfermedades (Morrison and Shortt, 2008; Roberts, 2008) que afecta más intensamente a poblaciones vulnerables como los ancianos y los niños (Howieson, 2005; Liddell and Morris, 2010; Pronczuk de Garbino, 2004). En concreto, una revisión de la evidencia científica llevada a cabo en el Reino Unido (Marmot Review Team, 2011) concluyó que:

 

  • Vivir en una casa con temperaturas inadecuadas afecta al progreso escolar y al bienestar y resiliencia emocional de los niños y dobla la probabilidad de que éstos sufran problemas respiratorios. Para la población infantil de más corta edad se han detectado también problemas para ganar peso en los primeros años de vida, mayores tasas de admisiones hospitalarias y mayor incidencia y severidad de síntomas asmáticos.
  • Hay evidencia del efecto de la pobreza energética en la salud mental de adolescentes. La probabilidad de sufrir problemas mentales de algún tipo entre adolescentes que viven en una vivienda con temperaturas inadecuadas es de más del 25%, mientras que para adolescentes de hogares que no experimentan esta problemática es del 5%.
  • Tener que destinar un porcentaje elevado de los ingresos a pagar las facturas de la energía afecta también negativamente a la dieta de las familias ya que reduce el presupuesto del hogar para alimentación

El neoliberalismo más salvaje y la desaparición del Estado del Bienestar trajeron aparejados el desamparo y el vaciamiento de las funciones que otrora le pertenecían al Estado. Por eso nuestro país adolece de la falta de políticas de choque destinadas a prevenir la pobreza energética. Aunque las empresas suministradoras disponen de bonos sociales, éstos son totalmente insuficientes.

No está de más recordar la responsabilidad de las distintas administraciones en cuanto a procurar que todos los ciudadanos tengan sus necesidades básicas cubiertas para poder vivir con dignidad.

Por ejemplo, el 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

Anteriormente, en noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales había adoptado la Observación General nº 15 sobre el derecho al agua. El artículo I.1 establece que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna“. La Observación nº 15 también define el derecho al agua como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico.

El Artículo 25 de la  Declaración Universal de Derechos Humanos, dice que “ Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.”

En estas resoluciones y artículos se refleja claramente el espíritu de protección hacia la ciudadanía y la necesidad esencial de poder acceder a suministros básicos sin restricciones. En otras palabras, se demanda que las administraciones restablezcan los derechos de una parte de la sociedad que no está pudiendo acceder a ellos.

Desde luego nos parece importante estudiar y conocer a fondo todas las condiciones de concesión empresas privadas que gestionan tan preciados bienes públicos, y que además se lleva una parte bastante importante del presupuesto municipal a cambio de unas prestaciones que no se encuentran en consonancia con las ganancias embolsadas… pero mientras esperamos a que se acometan dichos estudios y evaluaciones, en nuestro municipio hay muchos ciudadanos que requieren ya mismo soluciones para poder abordar recibos de gas, luz y agua.

 

Por todo lo expuesto presento para su debate y aprobación la siguiente propuesta de

MOCIÓN:

  1. El Ayuntamiento de Arganda reconoce el derecho al agua, luz y gas de todos   sus vecinos y vecinas y por ello, elaborará en el plazo de tres meses un Protocolo de Actuación contra la Pobreza Energética que formalice el trabajo de mediación con las empresas suministradoras y de intervención social con los usuarios que ya se realiza por parte de los profesionales de los Servicios Sociales Públicos Municipales.

Además se contemplará el establecimiento de futuros acuerdos con las compañías suministradoras para evitar el corte de suministros básicos en aquellos hogares que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

  1. Que el Ayuntamiento de Arganda del Rey, a través de la Concejalía de Servicios Sociales y las empresas suministradoras, lleve a cabo una contundente campaña de información dirigida a toda la ciudadanía para que quede informada de la existencia tanto de programas de Fondo Socialde las empresas suministradoras y como del propio Plan contra la pobreza energética.
  2. Creación de estadísticas específicas para observar la evolución de la pobreza energética en Arganda: análisis definidos y periódicos de su evolución e incidencia en nuestro municipio que permitan establecer medidas y priorizar las mismas, analizando y cuantificando adecuadamente el problema y su incidencia.  
  3. Establecimiento de una base de datos o control actualizado de los hogares vulnerables: junto al establecimiento de estadísticas específicas que permitan analizar la incidencia de la pobreza energética, tener un control actualizado de los hogares vulnerables permitiría comprobar la eficacia de la estrategia y de las medidas puestas en marcha y poder priorizar las ayudas y estrategias.
  4. Que el Ayuntamiento de Arganda estudie y evalúe una posible adhesión al convenio de fecha 9 de diciembre de 2015 firmado ante la Comunidad de Madrid y los grupos Iberdrola SA, Gas Natural Fenosa SA y Endesa SA, para la protección de los consumidores en situación de vulnerabilidad.  
  5. Instar al Gobierno de España a que se debata y apruebe de forma inmediata una Ley de Protección de los consumidores vulnerables.  

 

"Trackback" Enlace desde tu web.